La economía europea sufre las consecuencias del coronavirus

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    Broker honesto!

La economía europea sigue sufriendo las consecuencias de la crisis del coronavirus

La pandemia del coronavirus sigue extendiéndose alrededor del mundo, y ya son pocos los países que se libran de estos contagios.

La economía europea después de superar la pandemia se encontrará en una situación comparable a la de una posguerra.

Por eso, desde Europea insisten en la urgente necesidad de que la UE trabaje en equipo para establecer un ‘programa de recuperación’ cuanto antes.

El comisario europeo defiende las medidas que están tomando los diferentes países de la unión y apoya a aquellos países que están en primera línea, cómo Italia y España.

Glosario del contenido del artículo:

De crisis sanitaria a crisis financiera

En el ámbito económico están tomando decisiones sin precedentes.

El Banco Central Europeo también ha tomado medidas, como su programa de compras por la pandemia, el cual tiene una buena capacidad de compra.

Los Estados ya han dado avales para bancos y empresas de casi el 14% del PIB de la eurozona, qué en cifras son unos 1,8 millones de euros.

Según explican los expertos alargar los plazos podría generar el riesgo de que la crisis del coronavirus se convierta de una crisis temporal a una crisis permanente, una crisis financiera o de deuda.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    Broker honesto!

Pero, por el momento, desde la Comisión Europea creen que tienen las herramientas necesarias para evitar que durante las próximas semanas esta crisis que comenzó como una crisis sanitaria se convierta en una crisis financiera.

Descartados, por ahora, los ‘coronabonos’ y las líneas de crédito del MEDE

Algunos Estados consideran que las líneas de crédito del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) podría ser una solución a este problema. Aunque otros consideran lo contrario, y que en estas circunstancias no merece la pena hacer uso de las mismas.

También se ha hablado de los ‘coronabonos’, que podrían ser una opción viable. Pero son varios los países que ya han rechazado esta opción, como Alemania o Austria. Así que dadas las diferencias entre Estados estas herramientas no podrán ser utilizadas.

Plan de recuperación europeo

La Unión Europa debe cambiar su perspectiva y la respuesta debería ser coordinada. Hay que identificar objetivos para establecer un programa de recuperación europeo.

La situación necesita una respuesta inmediata a la crisis y los objetivos para los sistemas sanitarios, proteger las empresas, empleos… deben de ser para estas próximas semanas, y no para el próximo año.

Después de esto habrá que empezar a centrarse en la recuperación de la economía.

Por ahora, las previsiones sobre el efecto del coronavirus en el crecimiento de la economía a nivel europeo hacían referencia a un impacto de 2,5% en la zona euro. Pero el impacto real estará determinado por lo que dure el confinamiento.

Cuanto más tiempo dure más aumentarán los problemas entre las empresas, y no solo las Pymes. Las empresas grandes también podrían verse afectadas de manera gradual.

En cuanto al desempleo europeo, la Comisión tendrá que acelerar su plan y decidir qué tipo de fondos podría utilizar y de qué forma.

Plan Marshall para reconstruir la economía tras la pandemia

Cómo adelantábamos al inicio, desde la Comisión Europea hablan de una situación comparable a la de una posguerra tras la pandemia del coronavirus. España propone el Plan Marshall, en el que todavía habrá que debatir los objetivos e identificar las herramientas financieras tanto nacionales como comunes a nivel de la Unión Europea.

El gobierno pone la economía española en ‘hibernación’

En España, igual que comenzarán a hacer otros países de la eurozona, el gobierno ha dado la orden de parar prácticamente por completo el sistema productivo español.

Hace un par de semanas se decretaba el ‘Estado de Alarma’ y una semana después el periodo de confinamiento se extendía por 15 días más, hasta el próximo 11 de abril.

El pasado fin de semana el presidente del gobierno volvió a hablar, y a través de las ministras de hacienda y trabajo ordenó nuevas restricciones.

Durante los próximos días sólo continuarán activos los sectores esenciales y que no puedan mantenerse a través del teletrabajo.

La estrategia de limitar aún más la movilidad tiene como objetivo evitar el colapso del sistema sanitario en el caso de que los contagios sigan aumentando al ritmo actual.

Los expertos también esperan que en los próximos días se llegue al pico de contagios.

Mientras tanto la economía se mantendrá en ‘hibernación’ durante los próximos días.

Después de la crisis la economía española tendrá la deuda y el déficit disparados

Dadas las drásticas medidas para frenar los contagios el escenario a corto plazo será devastador en cuanto a la actividad empresarial, el empleo, la deuda y el déficit.

Desde el Fondo Monetario Internacional (FMI) aseguran que a nivel global podría darse una situación igual de crítica que en la crisis de 2008 o peor.

Sin embargo, otros son más optimistas e indican que solo será un shock coyuntural y que la recuperación llegará con más fuerza y más rápido de lo esperado.

En España los economistas ya dan el año 2020 como perdido, y de hecho hablan de recesión. El déficit y la deuda pública se incrementarán drásticamente.

La economía española se está enfrentando a una emergencia sanitaria sin precedentes, que está provocando un impacto significativo a nivel económico.

Las previsiones para el PIB antes de la pandemia apuntaban a un crecimiento del 1,6% durante este año. Sin embargo los expertos afirman que por cada mes de confinamiento el Producto Interior Bruto podría perder un punto.

Así pues, teniendo en cuenta esto la recuperación que comenzó en 2020 podría perderse de nuevo porque la economía probablemente volverá a entrar en recesión.

El turismo sufre las consecuencias del coronavirus

El virus, que se está expandiendo por todo el mundo rápidamente, ya ha provocado graves consecuencias enconómicas, sobre todo en el turismo.

El coronavirus está a la orden del día. El virus ya ha infectado a 1.200 personas en España y ha provocado la muerte de 30 de ellas. En España, la Comunidad de Madrid y Vitoria han suspendido las clases en guarderías, colegios y universidades desde mañana hasta dentro de quince días. Por otra parte, Italia se ha blindado completamente para paliar la expansión del virus.

Pero la otra cara de las graves consecuencias del coronavirus es la economía. La expansión del Covid-19 está afectando tanto a grandes, medianas y pequeñas empresas como a autónomos. La semana pasada, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) se puso en contacto con la Ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital para paliar los efectos que puede llegar a causar el virus y lanzar un mensaje tranquilizador ante la incertidumbre.

El turismo

España es el segundo país europeo líder de compras por turismo. Los turistas internacionales se gastaron de media unos 560 euros por persona el pasado año cuando visitaron nuestro país. El sector turístico representa el 12% del PIB y supone el 13% del empleo del país.

Debido a las cancelaciones de vuelos, reservas hoteleras, estancias… las agencias de calificación han disminuido hasta cuatro décimas sus previsiones para el crecimiento en España, colocándolo en tan sólo un 1,3%.

Consecuencias

Las peores paradas con aquellas empresas y autónomos turísticos que dependan de créditos bancarios para aguantar la situación. Los bancos, al ver que la temporada puede echarse a perder ante el miedo al contagio, pueden presentar determinadas barreras para conceder dichos créditos. El Gobierno está estudiando la posibilidad de destinar dinero al sector para suavizar la situación.

Por otro lado, se producirá un aumento del desempleo, pues una mala temporada significa que no hay clientes y, por tanto, no existe la posibilidad de contratación.

El turismo arrastraba también ya problemas anteriores, pues se produjo una caída basada, sobre todo, en el Brexit. Ante el nuevo panorama político en Gran Bretaña, los turistas británicos, de los más abundantes, puede que se resientan de visitar nuestro país.

Lo bueno es que llevaban varios años consecutivos batiendo récords de asistencia e ingresos.

Medidas

Tal y como señaló la Secretaria de Estado de Turismo, las consecuencias del Covid-19 afectan a todos los sectores. Debido al gran desconocimiento del virus y a la histeria colectiva, la incertidumbre se ha adueñado del sector turístico.

Se acercan importates eventos como las Fallas de Valencia, la Feria de Abril y la Semana Santa, que atraen a millones de turistas a España. El año pasado, durante esas fechas, se ingresaron 13.100 millones de euros.

La Secretaria de Estado de Turismo pidió a los sectores hoteleros, autónomos y aerolíneas que tuvieran paciencia y flexibilidad. Así mismo, solicitó facilidades para reactivar las reservas ya que el mercado turístico es muy ágil y flexible. Con unas buenas medidas de contención y prevención es posible que la recuperación sea rápida.

Empresas

El Ministerio de Trabajo ha creado una guía para que tanto empresas como autónomos y empleados sepan cómo actuar ante un caso de contagio de coronavirus. En ella, se recomienda paralizar la actividad en caso de riesgo grave de contagio.

Antes de esto, lo ideal es tomar medidas preventivas temporales no frenar la actividad laboral. Algunas de ellas serían, por ejemplo, el teletrabajo o las videoconferencias para reuniones, etc.

Por otro lado, no dejar que cunda el pánico y lanzar un mensaje tranquilizador es lo más efectivo para no alimentar la histeria colectiva.

El coronavirus pone en vilo a la economía

La rápida expansión del brote ha debilitado las perspectivas de crecimiento en China y con ello las del planeta entero

China es el corazón del mundo. Cuando la sangre del gigante asiático bombea sin ningún obstáculo, el desarrollo del planeta cobra brío. Pero si el flujo disminuye o el ritmo de los latidos se altera, las señales de inestabilidad comienzan a sentirse en los cuatro puntos cardinales. Tal es su fuerza de empuje que el 39% de la expansión económica del globo en 2020 ha sido gracias a esta potencia emergente, según el Fondo Monetario Internacional (FMI). Ese marcado protagonismo se ha evidenciado con el brote de coronavirus (2020-nCoV), que ha paralizado la actividad industrial en la nación asiática y con ello ha puesto sobre las cuerdas a los mercados financieros, al precio de las materias primas y al comercio global.

“La incertidumbre económica es creciente”, afirma Miguel Ángel Ariño, director del departamento de análisis de decisiones del IESE. La inesperada crisis de salud en China ha dejado en papel mojado los pronósticos de crecimiento y ha venido a inyectar una presión adicional a un país que sufre ya una desaceleración, producto de la guerra comercial con Estados Unidos. “Calcular el impacto de la emergencia sanitaria no es sencillo”, afirma Simon MacAdam, economista de la consultora británica Capital Economics. Los analistas de Oxford Economics han estimado que el PIB chino solo crecerá este año un 5,4%, frente al 6% previsto antes de la aparición del brote. El impacto para el mundo será de unos 0,25 puntos porcentuales menos. Según el FMI, la economía global crecería un 3,4% este 2020. Pero no todo está dicho. “Se trata de una cuestión de tiempo”, destaca MacAdam.

Si el 2020-nCoV detiene su avance antes de que finalice febrero, China y el mundo sufrirán apenas una leve bajada en el PIB, coinciden los analistas consultados. Pero si continúa propagándose, las consecuencias son incalculables. “El impacto global podría ser hasta cuatro veces mayor que el del brote de SARS [síndrome respiratorio agudo grave] en 2003”, dice Warwick McKibbin, profesor de Economía en la Universidad Nacional de Australia. Entonces el virus —del que se contagiaron 8.000 personas y se cobró 774 vidas— fue un golpe de 40.000 millones de dólares (36.000 millones de euros, al tipo de cambio actual) para la economía global y un mordisco equivalente al 0,1% del PIB mundial, según McKibbin.

La China de aquellos años no es la misma de hoy. “Ahora es una parte integral de la economía”, resalta Stéphane Monier, jefe de inversiones en Lombard Odier, entidad financiera suiza. El gigante asiático ha pasado de ser la sexta potencia del mundo en 2003 (apenas un poco más grande que Italia) a la segunda más poderosa, solo por detrás de EE UU. Actualmente controla el 17% del PIB global, mientras que hace 17 años solo copaba el 4%. Aunado a ello, se ha convertido en el fabricante más grande del planeta. No solo se producen bienes de bajo valor, sino también productos de alto nivel industrial. Allí se ensamblan desde los iPhone hasta algunos modelos de General Motors, Ford, Fiat Chrysler y otras empresas de automoción. “Hay una preocupación creciente por la interrupción en la cadena de suministros”, comentan los expertos de Capital Group.

Es por eso por lo que a medida que China lucha por contener el coronavirus, se hace cada vez más evidente que el parón económico tendrá un impacto en el mundo, explica un documento de Bloomberg Economics. La firma de análisis pronostica que el PIB chino se desacelerará hasta el 4,5% durante los primeros cuatro meses del año, después de haber crecido un 6% en el último cuatrimestre de 2020. Bajo este escenario, el PIB mundial podría reducir su avance un 0,4%. Los mayores afectados serán Hong Kong, Corea del Sur, Vietnam, Brasil, Australia, Indonesia y Japón. España apenas notará un impacto.

China es el mayor consumidor de materias primas mundial. Cualquier movimiento en su demanda tiene una repercusión en el precio, principalmente en el de los metales industriales utilizados en la fabricación de coches, aviones y aparatos electrónicos. La cotización del cobre, el níquel, el aluminio y el zinc, entre otros, han presentado pérdidas al explotar la emergencia.

Por ejemplo, el precio del cobre —el barómetro para medir la salud económica mundial— ha caído más de un 7% desde enero y ha perdido todo lo avanzado al cierre del año pasado, cuando se anunció un primer acuerdo entre China y EE UU para resolver la guerra comercial. Esta bajada afecta a Perú y Chile, los dos principales productores mundiales de este metal, fundamental para la industria de Hubei, la provincia que tiene como capital a Wuhan, el epicentro del 2020-nCoV.

Materias primas

Otras materias primas como el petróleo también han sido víctimas del brote. El precio del brent se ha dejado más de un 17% desde que comenzó 2020, hasta llegar a cotizar por debajo de los 55 dólares por barril. “Arabia Saudí es el más afectado por la reducción, porque es el principal proveedor de China”, explica Jorge Piñón, experto en política energética de la Universidad de Texas. La OPEP y sus socios tuvieron una reunión de urgencia la semana pasada para analizar un posible recorte de hasta 600.000 barriles diarios en la producción. Pero no llegaron a ningún acuerdo.

“Si continúa la expansión del virus, Arabia Saudí podría tomar la decisión unilateral de cortar su producción. Es el único país que puede cerrar el grifo”, destaca Piñón. Mientras ello ocurre, el precio del oro, el metal refugio por excelencia, ha repuntado más de un 2,5% desde enero. Entre tanto, la Bolsa de Shanghái (cerrada durante las vacaciones del Año Nuevo Lunar) se ha dejado un 7,6% en lo que va de año, pese a los esfuerzos del Banco Central Chino, que ha inyectado liquidez al mercado. “Esperamos que se recupere de inmediato la normalidad y que las empresas y consumidores liberen la demanda acumulada”, concluye MacAdam. Los próximos días lo dirán si la cuarentena económica sigue o hay que esperar más tiempo.

Sectores más tocados

Son muchos los sectores que están sufriendo los efectos del coronavirus, aunque aún es pronto para evaluar su impacto. Entre los más expuestos figuran los bienes de consumo, con su máxima incidencia en los de lujo, donde el gigante asiático mueve el 33% de las compras globales, ya sea dentro o en los viajes fuera del país, explica Arancha Piñeiro, analista de Banco Sabadell. Su penalización en la Bolsa no se ha hecho esperar, con abultadas caídas para Kering, LVMH y Richemont; anuncios de rebaja de las previsiones de negocio como el realizado por Estée Lauder esta semana o pinchazos en las ventas del 55% como el reconocido por Shiseido en los primeros 23 primeros días de enero.

El turismo es el otro gran tocado, ya sean aerolíneas, hoteles, navieras o centros de ocio. El cierre de fronteras, las suspensiones de vuelos, cancelaciones de viajes y circuitos sin duda harán mella en las cuentas del sector, incluso Amadeus, que no realiza reservas desde China, ha notado el impacto en Bolsa, según Natalia Aguirre, directora de análisis de Renta4banco. Esta experta también destaca a las actividades vinculadas con las materias primas, como el petróleo; el automóvil y los componentes entre las más expuestas. Y cada vez pesan más dudas sobre las cadenas de valor que dependen de la gran fábrica del mundo.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis. Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público.

Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros).

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    Broker honesto!

¿Cuánto puede ganar en opciones binarias?
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: